De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la producción de acero en el país se ha recuperado después de la pandemia, tanto por la demanda postpandemia, como el incremento de capacidad en los últimos 20 meses, lo que ha permitido que el país le dé la vuelta a los niveles de producción de hace tres años, sin embargo la consultora LGS Internacional manifestó de acuerdo a sus estadísticas que el país no alcanza a cubrir la demanda por sí solo tanto en materia prima
como de productos manufacturados, motivo por el cual México ha sido uno de los países con mayor importación de acero en los últimos años principalmente de países asiáticos.

El sector del acero se ha visto beneficiado por el nearshoring, y actualmente, la llegada de herramientas innovadoras permite que la comercialización esté repuntando incluso más de lo esperado. La recolocación de las empresas, para fabricar y producir ayudarán a que la demanda de acero en el país registre un incremento que se proyecta entre 2023 y 2032 según The Business Research Company.

Si bien es cierto que se ha visto afectado el comercio internacional del sector después de la imposición de cuotas compensatorias impuestas a ciertas exportaciones vietnamitas y los aranceles de 25 porciento sobre el acero procedente de países con los que México no tiene algún acuerdo comercial, incluida China, muchos importadores se ven obligados a buscar alternativas en las que la
mercancía no provenga de China.


Corea del Sur es ahora una nueva alternativa para minimizar el daño potencial que ha dejado el aumento arancelario, según el Ministerio de Comercio, Industria y Energía surcoreano indico que evalúan posibles propuestas de negociación con empresarios de las principales siderúrgicas nacionales en uno de sus últimos comunicados.

interior view of a steel factory,steel industry in city of China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *